Como tienda de referencia para la venta de bicicletas en Vigo, queremos aprovechar las siguientes líneas para hablarte acerca de dos componentes fundamentales: los piñones y los platos.

Comenzamos por los piñones, que son las pequeñas ruedas dentadas situadas junto a la rueda trasera. A través de ellos, se transmite la fuerza a esta. Se utilizan para dar mayor o menor tracción al elemento trasero, en función del piñón que hayamos puesto.

Podemos elegir entre bicicletas con un único piñón, con tres, cinco, seis, siete y ocho. El número de ellos depende del tipo de bicicleta y del uso que tengamos pensado darle. Por ejemplo, los modelos urbanos solían tener uno solo, aunque actualmente es común que vengan con hasta 7 piñones.

Centrémonos ahora en los platos, las pequeñas ruedas dentadas que van unidas a los pedales. Su utilidad es similar a la de los piñones. Utilizarlos bien es fundamental para que la bicicleta coja más o menos velocidad y para conseguirlo con mayor o menor esfuerzo.

Como profesionales con experiencia en la venta de bicicletas en Vigo, queremos explicarte que estas suelen tener entre uno y tres platos. Estos también van ordenados, pero de forma inversa a los piñones. En este caso, el disco más pequeño es el nº 1, que se encuentra más cerca del eje de la bicicleta.

Si estás interesado en conocer los modelos que tenemos, no dudes en ponerte en contacto cuando quieras con Anca, S.L., profesionales de referencia en la ciudad. No tardes en venir a vernos.